sábado, 1 de agosto de 2009

El primer recuerdo de Spidey

El notan Habitual Ernesto ha respondido mucho antes a la convocatoria para participar en este blog que muchos (as) otros (as) Habituales... No les da vergüenza?

Cómo?

No... No les da

(una impersonación).

Por Ernesto Maldonado Lozada

Ok, ya sé que a estas alturas todos creen que mi vida sentimental es un asco, que todos me molestan porque aún vivo con mi tía (“¿El ser más poderoso del universo?”, ¿Qué se han creído?). Pero puedo decir algo a mi favor: yo también tuve una primera vez, y tengo que confesarlo: fue con cierta chica que es el amor perdido de cierto colega con cuernos que vive en la misma ciudad. ¿Qué no me creen? Nchts, tendré que decirlo, a ver…

Era todavía un adolescente (¿Otra vez se ríen?), y mi carrera como héroe apenas empezaba, pero ya había oído hablar varias veces de ella: la asesina griega, que en ese momento trabajaba para un gordito de cuyo nombre no quiero acordarme. En fin, ocurrió una de esas noches en que se me acabó el fluido arácnido y me tuve que ir caminando a casa (y sin dinero, para variar).

Así que tomé un elevador para bajar del edificio donde me atoré, y al abrirse las puertas, fue a ella a quien me encontré. Aún recuerdo esa escena:

(inserte su tinada favorita de Ray Konnif aquí)

Sí, ella y yo juntos, sólo intercambiamos un “Buenas noches”, y la llamé por su nombre. Ella sólo correspondió a mi saludo, de manera seca, pero sentí que no me temía ni le interesaba. Como también iba hasta la planta baja, estuvimos juntos un largo rato. Aún así, no podía dejar de verla, era superior a mí:

No, no había un espejo ahí enfrente.

En ese momento, creí que podía hablarle, no me ha matado ni ha sacado alguna de sus armas aún, tal vez sepa quen soy y ya no le caiga tan mal. Imagínense, mil ideas volaban en mi mente y una era fija: tal vez si ella y yo, … Ejem

Bueno, estaba tan entusiasmado, que no medí cuenta de lo que hacía y lo que me pasaba así que le dije:

-¿Cuál es tu nombre?

-Deja de mirarmelas.

¿Qué?, no, yo estaba…

Adivinaron, todo se derrumbó, ha de decir: chaval mentesucia, idiota irrespetuoso, ¿para eso usa la máscara?. Traté de negarlo, pero nada, tenía razón: divagué tanto que me dejé llevar por su aspecto.

Sin embargo, la naturaleza ya había hecho una travesura en mí, y ahora ella no dejaba de mirarme.

Ay,no… creo que no tiene buenas intenciones.

Lo único que recuerdo despúes es que desperté en un bote de basura con las piernas afuera y un dolor tremendo que no me permitía…. Ejem, ejem. ¡Ya estuvo bueno! , ¡mi recuerdo es así, no me he reído de los suyos, basta!


Por su expedita respuesta, Ernesto se ha hecho acreedor de un dibujo suyo como Constantine con pelo castaño... O bueno, algo así.

5 comentarios:

K▲LIGUL▲ en Kandor dijo...

Sr. Hutopo: estoy oficialmente de vacaciones más que merecidas. Peeeeero, que sepa que en algún momento libre me pondré a hacer mi contribución a este evento.

(Sin prisas, pero sin pausa, que todavía queda verano)

Lograi el Luciérnago dijo...

¿Su primera vez de qué? ¡Eso no parece lo que se supone que tenía que ser...!
Y hacerle eso al cuernecitos... ¡¡venganza!!

Ernesto Gabriel dijo...

"El notan Habitual Ernesto"

Je, podría usar eso como mi carta de presentación :P

Y sí, el dibujo que me regalaron esta excelente. Hasta en el detalle de que a mí no me gusta usar corbata.

Ernesto Maldonado Lozada

Dark Phoenix dijo...

XDDDDD Muy bueno, Ernesto!!! lo mejor es la cara de Elektra en la última viñeta... jejejeje pobre Peter!!!

Ernesto Maldonado Lozada dijo...

Gracias, Darkie :)